viernes, 23 de enero de 2009

DEIDADES


Este tema lo voy a tratar en varias entradas para que no se haga tan pesada su lectura.


Todas las religiones son estructuras construidas sobre la reverencia de la Divinidad. La Wicca no es la excepción; reconoce un poder divino supremo, inconocible, fundamental, del cual surgió todo el universo.

El concepto de este poder, mucho más allá de nuestra comprensión, casi se ha perdido en la Wicca, debido a nuestra dificultad para relacionarnos con él. Sin embargo, los wiccanos se conectan con esta fuerza a través de sus divinidades. De acuerdo con los principios de la naturaleza, el poder supremo fue personificado en dos seres básicos: La Diosa y el Dios.
Cada deidad que ha recibido adoración en este planeta, existe con el arquetipo de Dios y Diosa. Los complejos panteones de las deidades que surgieron en muchas partes del mundo, son simplemente ASPECTOS de los dos. Cada Diosa está dentro del concepto de la Diosa, y cada Dios en el del Dios.

En la Wicca veneramos a esta dos divinidades debido a nuestros vínculos con la naturaleza. Ya que la mayor parte de esta (no toda, por supuesto) está dividida en género, las divinidades que la encarnan son concebidas similarmente.

Ya que la Wicca ve a la divinidad inherte a la naturaleza, muchos de nosotros estamos involucrados en la ecología (salvar a la tierra de una total destrucción hecha por nosotros mismos), La Diosa y el Dios existen y siempre han existido y para venerarlos honramos y preservamos nuestro amado planeta.

Una crítica general que hacen los wiccanos sobre el Cristianismo es que se adora a la deidad masculina y se excluye a la femenina. De hecho, esta es una de las principales razones por las que, especialmente las mujeres, abandonan el Cristianismo y retornan a las creencias antiguas. Y todavía es una extraña paradoja que muchas, por no decir que la mayor parte de las tradiciones están cayendo en el mismo error pero al revés… pretenden adorar a la Diosa y tratar de excluir al Dios.

La Wicca es una religión de la naturaleza, y en la naturaleza se encuentra lo masculino y lo femenino, y ambos son necesarios. Por lo tanto el Dios y la Diosa son importantes y deben adorarse por igual.

Todos nosotros tenemos atributos masculinos y femeninos. Así mismo sucede con las deidades. El Dios tiene aspectos femeninos así como masculinos, y la Diosa tiene aspectos masculinos así como femeninos.

Los nombres que utilices para tus deidades es una cuestión de preferencia personal. Los nombres son sólo etiquetas; formas de identificación. Entonces deberás identificar a los Dioses con el nombre con el que te sientas más a gusto. Porque después de todo, la religión es una cosa muy personal, del corazón, y para propósitos reales.

2 comentarios:

Nelson Diaz dijo...

Por aquí yo de nuevo mi querida amiga, imagino que para tus adentros dirás que me parezco a "Droopy" pues en todos lados me ves, pero en fin, es parte del aprecio que usted misma ha construido, en esta ocasión sin embargo, y en ocasión de los que nos compartes en esta entrada, vengo para recomendarte que veas un par de videos que creo serán de agrado para ti, y te darán interesantes argumentos para lo que aquí planteas, es una entrada de mi amiga FAYNA, de "Bajando se sube al cielo" cada uno dura en promedio 10 minutos, si puedes "róbate" un tiempo, vale la pena, la dirección es la siguiente:
http://bajandosesubealcielo.blogspot.com/2009/01/emociones-y-fsica-cuntica.html

Hasta luego cariño, y un fuerte y cariñoso abrazo. feliz fin de semana (¿leiste Brida?) ;)

silicongirl dijo...

Muchas gracias por la recomendación Nelson, el blog de Fayna me encanta. Me pasaré sin duda.

Un besito

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.