jueves, 22 de enero de 2009

Ley del Retorno



Existe una creencia Wicca en la retribución dentro de cada vida. En otras palabras, más que ser premiado o castigado después de la muerte, por lo que has hecho en la vida (el tradicional punto de vista cristiano), los wiccanos creemos que obtenemos premios y castigos durante esta vida de acuerdo a como se viva.


Haz el bien y recibirás cosas buenas, pero si haces el mal eso mismo recibirás. Se trata de una retribución triple: Haz el bien y recibirás tres veces bien; haz el mal y recibirás tres veces mal. No se trata de un retorno triple de una manera literal. Si golpeas a alguien en el ojo, no quiere decir que te golpearan tres veces el ojo. No, pero en cualquier momento en el futuro puede ser que "solamente" se te rompa una pierna… algo que puede considerarse tres veces más malo que un golpe en el ojo.


Según las creencias de la Wicca, las experiencias en nuestra vida NO dependen de las vidas anteriores. Por ejemplo: si sufres de un abuso físico en esta vida no quiere decir necesariamente que hayas sido un abusador en una vida pasada. Es posible que lo hayas sido, pero también es posible que no fuera así. En otras palabras, este es un caso de experimentar todas las cosas; ser un abusador y que alguien reciba el abuso, pero una cosa no depende necesariamente de la otra.


Podrían pasar muchas vidas entre experiencia y su aparente correlativa. Solo porque has elegido una vida particular y tienes que pasar por una serie de experiencias no quiere decir que puedas sentarte y decir: "todo está predestinado y no tengo nada que hacer, sólo esperar". El Dios y la Diosa se asegurarán que tengas esas experiencias, pero tu trabajo es el de progresar; el de esforzarte mucho para ir hacia la perfección.


Tu creas tu propia realidad. Lo que sea que quieras, puedes lograrlo. Pero siempre recuerda el dicho Wicca: "Haz lo que quieras a nadie dañes". Siempre que sea posible ayuda a los menos afortunados. "Ayudar" no quiere decir interferir. Ayudar simplemente se puede dar ofreciendo consejo, mostrando compasión; hasta algunas veces, rechazando la ayuda directa. Incluso hay veces que es de más ayuda para los demás, dejarlos pensar por ellos mismos .


Bibliografía: Scott Cunningham

4 comentarios:

Anaro dijo...

Este post esta genial, se aprende mucho...
ya habia escuchado esto y siempre me lo dicen y aun que no lo creas debo hasta la vida... pero si la vida me cobrara, que me lo cobre a mi y no a mis seres queridos, (como si importara lo que pido).

Nelson Diaz dijo...

Cariño, un saludo cargado de cariño y afecto desde Venezuela, me encanta lo que he conocido aqui acerca de tu religión, muchos de sus principios (tambien he investigado por internet) se ajustan a mis convicciones.. Te felicito pequeña, tanto por tus creencias como por tu deseo de compartir tus ideas. Exitos cariño. Antes del fin de semana te paso los banner

Tman dijo...

Es curioso, pero toda la filosofía de la nueva era se basa en esto. Lo similar atrae a lo similar. La ley de la atracción, tan postulada últimamente, encaja en este esquema a la perfección.

Me he leido todas las entradas, ciertas cosas las sabía, pero muchas otras no.

Gracias por ilustrarme.

Un beso.

Nano dijo...

muy interesante me gusta bastante el tema y tu manera de contarlo es un tema que no conocia estare pendiente en visitarte a menudo.este es mi blog por si quieres darte una vuelta.http://unmundomaslibre.blogspot.com/
un saludo

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.